Misión, Visión y Valores

Categoría de nivel principal o raíz: El Colegio

A la luz del carisma, explícitamente educativo, definimos la identidad de los Colegios de las Hijas de María Auxiliadora, desde la misión, visión y valores que nos caracterizan como Escuela Católica y Salesiana; es  una forma de hacer síntesis de nuestra Propuesta Educativa y de la Carta de Identidad de la Escuela Salesiana Europea.  Cada uno de los Colegios la hace vida desde su  Proyecto Educativo Pastoral.

MISIÓN

La Misión de la escuela salesiana radica en su capacidad de educar integralmente a las niñas, niños y jóvenes, especialmente a los más pobres, según el estilo de Don Bosco y Madre Mazzarello, para que  acompañados por toda la Comunidad Educativa, sean los verdaderos protagonistas de su proceso de maduración. Somos una escuela católica, por lo tanto, abierta a todos, fundamentada en los valores del evangelio, en diálogo con la realidad multicultural y plurirreligiosa del entorno.

Escuela que “educa evangelizando y evangeliza educando”, favoreciendo la experiencia educativa del Sistema Preventivo actualizada en el hoy.

VISIÓN

  1. Como institución nos planteamos como visión para los próximos años.
  2. Dar respuestas adecuadas a las necesidades de formación integral de niñas, niños y jóvenes, desde la inserción en su entorno geográfico, social, cultural, político y eclesial.
  3. Acompañar a las alumnas y alumnos en su educación  adoptando el estilo  preventivo de  Don Bosco y Madre Mazzarello.
  4. Desarrollar una gestión de calidad basada en la mejora continua, como respuesta a las necesidades de todos los miembros de la comunidad educativa, para ofrecer un servicio educativo-evangelizador de calidad.
  5. Ofrecer alternativas educativas a través del tiempo libre.
  6. Favorecer una pastoral que suscita experiencias de vida cristiana.
  7. Continuar teniendo “una casa de puertas abiertas” para crear desde un humanismo cristiano un ambiente con un enfoque común de la vida.
  8. Seguir promoviendo la presencia cercana y activa de las educadoras y educadores entre los jóvenes, compartiendo su vida, mirando con simpatía su mundo y estando atentos a sus verdaderas exigencias y valores.
  9. Prolongar e incrementar en la comunidad educativa, que los educadores y las familias, tengan un papel fundamental y se sientan implicados en la misión educativa evangelizadora.

 

VALORES

Don Bosco, a través del Sistema Preventivo, realiza una aportación original a la acción educativa y en continuidad con sus intuiciones educativas  afirmamos que este sistema es la clave para  hacer de nuestras  alumnas y alumnos “honrados ciudadanos y buenos cristianos”, favoreciendo en las niñas, niños y jóvenes, los siguientes valores:

RAZÓN:

-         Lo mejor de ellos mismos, potenciando lo positivo y la creatividad.

-         Las actitudes de diálogo, escucha,  apertura,  sentido crítico y propósito.

-         El crecimiento de su responsabilidad, esfuerzo personal y  trabajo en equipo.

-         La educación a un diálogo  intercultural e interreligioso y a una participación ciudadana responsable, en un mundo mediático y globalizado.

 

RELIGIÓN:

-         La apertura a Dios como fuente de verdadera humanización y expresión de la fe, celebrada en los sacramentos.

-         El respeto de la vida como don recibido como fuente de compromiso y responsabilidad.

-         La acogida de los valores evangélicos y seguimiento de Jesucristo en la Iglesia.

-         El crecimiento de la dimensión social de la fe con un progresivo compromiso por la  solidaridad, la justicia, y la paz.

-         La acogida a María como modelo de mujer creyente y compañera de camino.

 

AMOR:

-         La educación en un ambiente de familiaridad, gratuidad, amabilidad, fiesta y alegría.

-         La confianza en las niñas, niños y jóvenes, que puedan experimentar el sentirse amados.

-         La personalización de las relaciones, la acogida incondicional de la persona, el apoyo y acompañamiento en la realización del proyecto de vida. 

-         El acompañamiento del proceso de maduración afectiva de las niñas, niños y jóvenes, favoreciendo experiencias positivas de verdadera amistad.